Saltar al contenido
Marquesina.online

Marquesinas metálicas

Hay que reconocer que, las marquesinas son parte de un diseño arquitectónico que no es para nada nuevo, claro, estas han tenido sus actualizaciones y mejoras. Hace muchos años atrás, las marquesinas las hacían con pedazos de telas; hoy día, se utilizan materiales más seguros, por ejemplo, las marquesinas metálicas y muchas más.

Existen variedad de materiales para la fabricación y construcción de marquesinas; sin embargo, uno de los más conocidos es el metal común. Por ese motivo, en el desarrollo del artículo queremos explicar qué son las marquesinas metálicas, así como las mejores ofertas disponibles, detalles sobre este material y las ventajas y desventajas de usarlo en las marquesinas.

Catálogo de Marquesinas metálicas en oferta

¿Qué son las marquesinas metálicas?

Las marquesinas metálicas o de cualquier otro material resistente, se conocen como una cubierta que se encarga de proporcionar refugio ante cualquier cambio climático. Haciendo hincapié en ese último detalle, es importante saber que las marquesinas metálicas son tan fuertes como para soportar vientos fuertes, lluvias y rayos solares.

Gracias a la modernización que ha tenido la arquitectura los últimos años, las marquesinas metálicas, además de resguardar del cambio climático, también le da un diseño llamativo a un ambiente.

El diseño de las marquesinas y el aspecto que esta le brinda a un lugar, es una de las razones por las que se busca que el material sea de calidad. El punto a recalcar en esto es que el material, en este caso el metal, le dé un diseño moderno pero a la vez que sea resistente y seguro.

La idea principal a la hora de fabricar o construir una marquesina metálica es que el diseño de la misma tenga un diseño y aspecto discreto, para que pueda combinarse. Generalmente, las marquesinas metálicas se destacan por ser de gran tamaño, en comparación con marquesinas de madera, aluminio o policarbonato.

El metal para fabricar las marquesinas

El metal o, en su defecto, metales, que son usados para la construcción de marquesinas debe ser uno de calidad, que sea tenaz, es decir, resistente a fuerzas brutas.

Por otro lado, los metales al pasarse por diferentes procesos deben demostrar que son fáciles de moldear, o maleables al ser comprimidos y resistir torsión, compresión y tracción sin dañarse.

Sabiendo lo fuerte y resistente que resultan ser los metales, tiene lógica que este sea un material usado en el mundo de las industrias de construcción. De igual manera, el metal aporta para las marquesinas y otras construcciones una estabilidad mayor y gran protección que evita la corrosión.

Ventajas de usar metales para fabricar marquesinas

  1. Una primera ventaja de las marquesinas metálicas es que el metal, como material principal, le da una durabilidad hasta de 60 años a una marquesina o cubierta.
  2. Las marquesinas metálicas también ofrecen resistencia, incluso para soportar vientos de más de 120 millas por hora sin sufrir de agrietados y de corrosión.
  3. Algo que llama la atención de las marquesinas metálicas es que no necesitan de un mantenimiento constante, como sucedería con otros materiales; aunque sí debe hacer periódicamente.
  4. Las marquesinas metálicas ofrecen también seguridad, pues este material asegura no encenderse en caso de que hayan incendios o le caigan rayos durante la lluvia.
  5. Los metales son materiales que ayudan a cuidar el ambiente, porque al final de su vida útil pueden ser reciclados, además de que ese mismo metal ha sido reciclado anteriormente.

Desventajas de usar metales para fabricar marquesinas

  1. La primera desventaja al querer construir una marquesina metálica es que este es un material de alto costo comparándolo con otros; aunque es buena inversión si es por años.
  2. Un detalle que no llama la atención de muchas personas es que las marquesinas metálicas suelen provocar más ruidos que otros durante una fuerte lluvia o granizada. En caso de querer evitar eso, se puede añadir un aislante acústico, pero de igual forma sería una desventaja por el gasto.
  3. Un detalle que se conoce de los metales es que estos, aunque duran años, su tonalidad original no; por eso, para repararlos no se encontrará uno que sea igual.
  4. Muchas veces ocurren problemas en la instalación de las marquesinas metálicas y esto produce que se acumule agua o algún otro resto. A final de cuentas esto podría generar una hidrólisis que terminaría dañando el metal de la cubierta; en esos casos habría que realizar un mantenimiento periódico.

Lugares comunes donde se instalan marquesinas metálicas

Las marquesinas metálicas son conocidas por ser usadas e instaladas en lugares más concurridos, como paseos peatonales, o como techos que resguarden automóviles en estacionamientos de mercados o centros comerciales. Por supuesto, eso no quiere decir que sean los únicos lugares, también se instalan en edificios o residencias.

Sin importar los lugares en los que son instaladas las marquesinas metálicas su finalidad viene siendo la misma, proteger de cualquier cambio de clima, sea del sol fuerte o lluvias.

Te puede interesar

Configuración